Por qué Backeye®360

Todos los vehículos tienen puntos ciegos, que son áreas alrededor del vehículo que el conductor no puede ver debido a la carrocería o la maquinaria. Al maniobrar, estos puntos ciegos suponen un peligro importante a cualquier objeto o persona que se interponga en la ruta del vehículo e impiden que el conductor pueda manejar el vehículo con seguridad.

Los espejos y cámaras independientes ayudan a evitar estos puntos ciegos, pero incluso con estos dispositivos adicionales, es posible que el conductor no pueda ver todos los obstáculos en la trayectoria del vehículo. Después de todo, solo puede ver la carretera o mirar un monitor o un retrovisor a la vez. Los estudios indican que en el tiempo que se necesita para mirar cuatros retrovisores, reconocer peligros y reaccionar, incluso a velocidades tan lentas como a 5 km/h, un vehículo puede desplazase hasta 10 metros.

Backeye360 Monitor