La Universidad de Birmingham introduce QVS

Al entrar en el campus de la Universidad de Birmingham, uno se da cuenta de todo el esfuerzo que han invertido en ofrecer un entorno sostenible respetuoso con el medio ambiente.  Su foco de interés siempre ha sido la protección medioambiental y esta iniciativa verde sin duda ha merecido la pena: la Universidad de Birmingham genera el 75% de sus necesidades energéticas y ha cumplido el objetivo de reducir las emisiones de CO2 en un 20% con cuatro años de antelación.

La reducción en las emisiones de CO2 se debe en parte a la transición a vehículos eléctricos que empezaron a introducir en 2007 convirtiéndose en la primera universidad eléctrica del Reino Unido. El 40% de su flota es ahora eléctrica, una cifra que crece cada año porque continuamente se plantean la pregunta: “¿Hay algún motivo para que este nuevo vehículo no pueda ser eléctrico o híbrido?”.

Sin embargo, la industria de transporte reconoce que el cambio a vehículos eléctricos no ha llegado sin problemas. Debido a su tipo de accionamiento, los vehículos eléctricos son sumamente silenciosos a bajas velocidades, lo que con frecuencia lleva a accidentes con usuarios vulnerables de carreteras que no oyen cuando el vehículo se acerca.

La Universidad de Birmingham necesitaba hallar una solución para garantizar que sus 35.000 estudiantes anuales pudiesen oír los vehículos eléctricos. Los estudiantes se suelen desplazar de un edificio a otro y van distraídos mirando los móviles, sin prestar atención a los caminos y las calles de la universidad por donde pasan los vehículos eléctricos.

Siendo Brigade Electronics expertos en seguridad, tal como los describió un proveedor mutuo, se les pidió que solucionasen este problema de los vehículos silenciosos. La solución perfecta era el sistema de sonido Quiet Vehicle Sounder (QVS) de Brigade, un dispositivo diseñado para avisar a usuarios vulnerables de carreteras que se acerca un vehículo eléctrico o híbrido. Instalado en la parte frontal del vehículo, el sistema QVS es audible a velocidades de hasta 30 km/h imitando las características de un motor de combustión para que las personas en la zona de peligro oigan que se acerca el vehículo y se puedan apartar a tiempo.

Después de probar el sistema QVS durante un año, la Universidad informó que no había ocurrido ningún accidente con peatones ni tampoco posibles accidentes. Los vehículos eléctricos ahora se podían oír en áreas con mucho tráfico donde los estudiantes se desplazan para ir a clase.

“El sistema QVS ofrece tranquilidad absoluta a nuestros conductores. Conducir un vehículo silencioso en áreas con mucho tráfico peatonal puede ser muy estresante, sobre todo con el gran número de estudiantes en el campus que se desplazan a pie o en bicicleta. El sistema QVS evita esta preocupación y en última instancia ayuda a la seguridad de todas las personas. Nos aseguraremos de que todos los nuevos vehículos eléctricos que se incorporen a nuestra flota lleven el sistema de sonido QVS para vehículos silenciosos; no hay ningún motivo para no instalarlo”. – Chris Lane, gerente de operaciones, Universidad de Birmingham.

En la universidad también están especialmente satisfechos de no haber tenido ningún problema con el sistema Quiet Vehicle Sounder. Desde el lavado de la flota hasta la conducción diaria, el sistema de sonido para vehículos silenciosos sigue manteniendo su garantía de seguridad.

Después de recibir numerosos galardones en reconocimiento al compromiso de la universidad con el medio ambiente, tales como “Flota Sostenible” de los Green Fleet Awards (Premios Flota Verde) y “The Green Apple” en 2016, la universidad puede seguir apoyando los vehículos eléctricos garantizando a la vez la seguridad de los usuarios vulnerables de carreteras y su flota.

Etiquetas

Año