Más seguridad en puertos marítimos y aeropuertos

Los puertos marítimos y aeropuertos pueden ser lugares de trabajo peligrosos porque se cargan y descargan mercancías continuamente y en cualquier condición climática, y a todas horas de día y noche entran y salen muchos vehículos. Con frecuencia los empleados comparten el mismo espacio de trabajo con equipo pesado y vehículos de mercancías que se desplazan a diferentes velocidades y direcciones; no es de extrañar que el peligro de accidentes sea enorme.

Uno de los principales riesgos para los empleados son los accidentes con vehículos. Casi la mitad de las lesiones en aeropuertos son causadas por colisiones con vehículos en movimiento. La mayoría de accidentes en los puertos marítimos ocurren en la zona de carga, y un 35% de estos se debe a vehículos.

Los peligros en puertos marítimos y aeropuertos incluyen:

  • Golpes a peatones y objetos debido a los puntos ciegos de los vehículos.
  • Incapacidad de ver a peatones o empleados debido a condiciones climáticas adversas o nocturnas.
  • Accidentes por conducción marcha atrás.
  • Empleados que no oyen que se acerca un vehículo porque llevan auriculares de protección.
  • Peatones desorientados por varias alarmas tonales de vehículos.
  • Alarmas tonales que enmascaran el sonido de otros vehículos que se acercan.
  • Vehículos eléctricos casi silenciosos inaudibles para los peatones.

Brigade puede ayudar con soluciones de seguridad para vehículos

En colaboración con aeropuertos y puertos marítimos, podemos instalar nuestro Backeye®360  en vehículos portuarios, (entre ellos remolcadores, furgonetas, autobuses, máquinas apiladoras, camiones de volteo y vehículos de servicio de alimentación). Backeye®360 elimina totalmente los puntos ciegos y ofrece una imagen de pájaro de 360 grados del vehículo y su entorno.

Nuestros sensores ultrasónicos también son ideales para usar en espacios reducidos o maniobrar a baja velocidad. El sistema avisa al conductor de los obstáculos o personas cerca del vehículo, tanto en movimiento como estacionado.

El creciente uso de vehículos eléctricos –con frecuencia utilizados para transportar a pasajeros, equipaje y remolques en aeropuertos– supone otro posible riesgo de accidentes por ser casi silenciosos. Con el sistema de sonido Quiet Vehicle Sounder y las alarmas de marcha atrás de varias frecuencias que ofrecemos aumenta la seguridad para peatones.

Un mundo más seguro

Seguimos con tesón el objetivo de evitar colisiones y salvar vidas. Si quiere más información sobre nuestros productos, póngase en contacto con nosotros.

Etiquetas

Año