Seguridad de vehículos comerciales y ciclistas en la ciudad

Es una cruda realidad: en el Reino Unido es 15 veces más probable morir yendo en bicicleta que conduciendo un automóvil. En una tabla informativa del organismo de transporte Transport for London sobre el número de accidentes de ciclistas consta que de los 27.089 accidentes que se informaron a la policía en 2017, resultaron 32.567 heridos. Y de estos, 131 fueron muertes, 3,750 heridos de gravedad, y 28,686 con lesiones leves.

El enorme incremento en la popularidad del ciclismo ha traído un aumento inevitable de accidentes de usuarios vulnerables de carreteras. Desde que existen las bicicletas eléctricas, cada vez más personas se animan a ir en bicicleta, y desgraciadamente, solo en julio una persona ha fallecido y otra ha sido gravemente herida en accidentes con ciclomotores eléctricos en Londres.

Los camiones son especialmente peligrosos para los ciclistas, sobre todo en Londres, donde casi un 20% de las muertes de ciclistas tienen que ver con vehículos pesados. Estos accidentes ocurren con frecuencia cuando un camión gira a la izquierda en un cruce. Además, casi una cuarta parte de los accidentes que acaban en lesiones graves a ciclistas tienen que ver con un camión, autobús o autocar que pasa demasiado cerca del ciclista.

La iniciativa para visión directa “Direct Vision Standard” (DVS) de Transport for London se creó para mejorar la seguridad de todos los usuarios de carreteras, especialmente para los usuarios vulnerables, tales como peatones, ciclistas y motociclistas. En la iniciativa DVS para camiones se evalúa y clasifica con qué facilidad puede ver un conductor directamente desde su cabina a otros usuarios de carreteras. La iniciativa forma parte de un Permiso de Seguridad propuesto para todos los camiones de más de 12 toneladas que circulan por Londres.

Ir en bicicleta por la ciudad es una actividad peligrosa; y aunque la mayoría de ciclistas son responsables y cuidadosos, deben maniobrar constantemente por tráfico denso. Un segundo de distracción por parte de un camionero puede acabar en consecuencias graves, por lo que es importante que los gestores de flotas tomen todas las medidas necesarias para garantizar una conducción segura.

Los sistemas de cámaras de vehículos comerciales desempeñan una función primordial para la seguridad de los ciclistas, y nuestras cámaras CCTV montadas en el vehículo permiten a los conductores ver los puntos ciegos y son una gran ayuda en la marcha atrás al proporcionar una imagen directa en el monitor de todo el campo de visión de la cámara, lo que permite ver fácilmente a los ciclistas a tiempo para evitar accidentes.

La finalidad de nuestro sistema inteligente de cámaras con pantalla Backeye®360 es ayudar en las maniobras a poca velocidad al ofrecer al conductor una visión global a tiempo real del entorno del vehículo. Proporciona dos opciones de tecnologías de 360°; ambas funcionan con cuatro cámaras con objetivo ultra gran angular. Y cada cámara abarca un lado completo del vehículo con un ángulo de visión de más de 180°. Las cámaras calibradas captan el entorno completo, incluyendo los puntos ciegos.

Nuestros Sensores Ultrasónicos minimizan los accidentes al alertar a los conductores de los obstáculos cerca del vehículo, tanto en movimiento como estacionado. Un aviso acústico y/o visual en la cabina informa al conductor de la distancia al obstáculo, mientras que una alarma externa de voz puede añadirse para alertar a ciclistas y peatones de que el vehículo va a girar.

Tal como nuestro fundador Chris Hanson-Abbot OBE manifestó: aquí en Brigade “nuestra labor es salvar vidas”. Contáctenos y le ayudaremos con mucho gusto a que su empresa haga lo mismo.

Etiquetas

Año